La visión de Symbian (1 de 5)

Symbian

Según la propia Symbian, la visión de la empresa es:

“Symbian is committed to providing the world’s leading handset vendors with the most competitive mobile operating system to meet the demands of the mass market and the rich experiences of tomorrow’s smartphone lifestyle”.

En español suena mucho peor y viene a decir que es “aportar a los mayores vendedores de dispositivos móviles el sistema operativo móvil más competitivo, un sistema que satisfaga las necesidades de un mercado de masas y las experiencias ricas del estilo de vida de los smartphones del mañana”.

Mi opinión es que esa no es la mejor visión posible. Desarrollar el mejor SO es también la ambición común de Windows Mobile, CE y Palm. Lo que distingue a Symbian es que fue el sistema operativo que convirtió los móviles convencionales en computadoras de bolsillo sin pasar por la PDA, algo parecido a lo que hizo Suunto al ser la marca que convirtió los relojes de deporte en computadoras de muñeca.

Lo que distingue a Symbian es la garantía de interoperabilidad, de compatibilidad y de escabilidad por estar en el centro de los principales fabricantes de móviles. La garantía de un desempeño impecable en el complicado ecosistema móvil gracias ya sea en aplicaciones, ficheros, redes, comunicaciones, etc. Es como una especie de Bluetooth para los smartphones. Esa debería ser la visión de Symbian: el Windows de los móviles, el sistema operativo por definición para móviles, el sistema operativo por defecto para todos los móviles.

En realidad, Symbian parece haber emprendido ese camino. Su baseline, que suele ser la frase que encofra la visión de una empresa, es “The open mobile operating system”. Se trata de un baseline acertado pero del que sin embargo yo quitaría el “open”. En un mercado completamente emergente y en el que la inmensa mayoría de la población no sólo no sabe qué sistemas operativos para móviles hay, sino que ni siquiera sabe que los móviles llevan uno, las distinciones entre “open” (y por extensión, de su contrario “closed”) aportan poco, sólo añaden ruido y, al mismo tiempo, erosionan una declaración que de la otra manera sería potente y autoritativa como pocas. Symbian haría bien en ser más ambiciosa y el baseline debería ser “The mobile operating system”, sin más. Mencionar que es “open” deja entrever entre líneas que hay otros sistemas operativos alternativos, y eso resta credibilidad a la proclama de ser el sistema operativo para móviles por definición, como Basf se entrona a sí misma como “The Chemical company”, sin ninguna timidez o recato.

El CEO de Symbian, Nigel Clifford, es una personalidad gris, un ejecutivo clásico de la City londinense. Quizás sea eficiente, pero le falta visión. Por eso Symbian tampoco acierta con su visión, la misión que debe desempeñar en la Tierra. Clifford no es un visionario como Steve Jobs ni Richard Branson. Y Symbian necesita a este tipo de personas apasionadas, evangelizadoras, entusiastas de la marca. Pero para ello la marca debe descongelarse, hacerse humana, contar una historia íntima de visión, sacrificio, logro y aportación al bien común – algo que atraiga, que construya equidad a su alrededor, algo que la distinga. Tratandose de una empresa creada con un objetivo genuinamente noble y virtuoso de cara al mercado y al consumidor (estándares abiertos y garantía de interoperabilidad), no sería nada difícil identificar esa equidad propia, ese conjunto de virtudes innatas que harían de Symbian no una triste y gris empresa inglesa de software, sino una marca luminosa, única y visionaria.

Quizás en busca de eso Symbian busca ahora un Marketing Manager

Crítica de Marketing: Symbian

Marketing Symbian

Con el lanzamiento de la plataforma para móviles Android de Google, mucha gente se está dando cuenta de que ellos tienen también en su móvil un sistema operativo no embebido (como sería el Nokia OS, también llamado plataforma ISA), y el nombre de Symbian está ganando por fin cierta visibilidad.

Symbian es una empresa privada propiedad de un consorcio de fabricantes de teléfonos móviles: Nokia, Sony Ericsson, Samsung, Siemens, Arima, Benq, Fujitsu, Lenovo, LG, Motorola, Mitsubishi Electric… Es la empresa encargada de desarrollar y promocionar el sistema operativo para móviles Symbian.

Hasta ahora, Symbian no era una marca reconocida, lo que es un auténtico fracaso del departamento de marketing para una marca que, por lo que es su difusión, ya podría valer billones de dólares. En esta mini-serie de 5 posts (a razón de uno por día) que hoy se inicia, realizo una pequeña crítica de marketing escribiendo mis opiniones sobre varios de los aspectos fundamentales del marketing de Symbian:

Suunto: notas sobre una marca

Suunto advertisementDespués de haberme sentido atraído por saber más de la marca Suunto después de haber visto cómo se explica el departamento de diseño y usabilidad de Suunto, he estado explorando un poco más la web y quería anotarme algunas notas sobre lo que he visto:Primero, me gusta el slogan “Replacing Luck” (“Sustituimos a la Suerte” ); es muy potente teniendo en cuenta los productos que Suunto desarrolla. Además, muchos de los materiales de marketing de Suunto revuelven sobre este concepto y lo tienen como eje. En la parte de historia se dice así:

“Suunto was born in 1936 when Tuomas Vohlonen invented the liquid-filled compass. Essential to Finnish troops during World War II – who needed to know where they were in a flat country full of ice, snow and dense forests – it also set the direction Suunto would follow over the next 70 years – measurement. With that core competence Suunto is able to replace the need for luck, by giving people more personal control of their environment””With the 80s came computers, and the new digital world enabled Suunto to develop its first dive computers. These devices calculated water pressure and temperature and provided information on how to conduct a safe dive. Eventually they replaced the need for tables, as well as luck! The dramatic drop in diving accidents is directly related to this innovation and Suunto today is the world leader in this field””As the 90s progressed, heart rate information became available. For the first time, Suunto could tell a hiker what was happening inside his body as well as what was going on in the surrounding environment. Today, hikers, adventurer racers, mountain bikers, soldiers and many others replace luck as they excel, thanks to Suunto“”Suunto products doesn’t just tell you your heart rate or calorie consumption; it makes an in-depth analysis of your body’s performance by measuring 7 core body functions and provides you with precise results of your training. Olympic athletes, who dedicate all their time, energy and focus – their life in fact – to their sport, do not want to rely on luck when they compete and Suunto doesn’t believe they should have to

Segundo, también me encanta cómo Suunto presenta sus relojes; los llaman “wristop computers”, es decir, “ordenadores de muñeca”, algo también muy potente y un cambio de paradigma a la hora de comercializar relojes. Se me ocurre otra manera de llamarles, “Smart Watches”, que sería un nombre de categoría de producto que también estaría bien.Tercero, un apunte negativo: creo que Suunto no explota suficientemente el hecho de ser finlandeses (como hace Polar, por ejemplo), algo que aportaría mucha equidad. Yo le pondría una banderita de Finlandia bajo el logo como hacen los fabricantes suizos de relojes con la bandera suiza. Un ejemplo hecho por mi de cómo quedaría:Suunto FinlandSi no conocieras la marca, ¿ver esa bandera no te daría confianza? Más aún teniendo un nombre que mucha gente asocia con una marca asiática (al igual que le pasa a menudo a Nokia).En la misma línea, yo también añadiría la palabra “Finland” para que acompañara siempre el logo Suunto, y quedara siempre claro que es una marca finlandesa, no coreana, vietnamita o tailandesa. Quedaría algo así:Logo SuuntoCuarto, la esencia, misión y visión de la marca Suunto está muy bien definida en su material de marketing:

“Suunto has a passion to create sports instruments that allow you to measure, analyze, understand and improve your performance””Suunto enhances sports experiences by providing accurate and relevant information, inspiring users to reach their full potential””Suunto’s goal is to be the world’s most desired sports instrument brand”

SuuntoQuinto, veo que Suunto es también otro ejemplo de una marca puntera que explica una historia que contribuye a la equidad de marca, a su valor intangible, a sentirse conectado con una historia íntima, una leyenda, un mito que hace que esa marca sea especial y se enriquezca con nuevos significados. Suunto cuenta en su web que

“Durante la Guerra del Invierno, que tuvo lugar entre Finlandia y Rusia el invierno de 1939-40, el teniente Ruben Norrback fue alcanzado por la bala de un francotirador soviético. El joven teniente salvó la vida gracias a que su brújula Suunto paró la bala”.

Touchée. Ahora sí que estoy hechizado por la marca Suunto.

Branding: promesas de marcas

Una nota mental más que un post: cómo diferentes marcas en su estrategia de branding construyen una marca alrededor de un concepto en el que quieren incidir y ser los campeones, y cómo su baseline sintetiza ese concepto:

– Balay: Comodidad (“Por un mundo más cómodo”)
– LG: Facilidad de uso y diseño (“Life’s Good”)
– Philips: Simplicidad (“Sense and simplicity”)